El campo de juego

Desde la práctica del desarrollo desde uno mismo, hemos agrupado nuestras prácticas – por el momento, dado el carácter dinámico de nuestro trabajo de investigación y desarrollo de métodos y técnicas – en tres grandes líneas de trabajo desde y más allá del coaching:

Coaching

  • Coaching organizacional, orientado a la alta dirección de instituciones que desean reinventarse e ir más allá de sus propias expectativas.
  • Coaching de equipos, para grupos humanos que desean funcionar como verdaderos equipos y alcanzar elevadas metas comunes.
  • Coaching ejecutivo, para personas que ocupan posiciones estratégicas en organizaciones que esperan de ellos un desempeño excepcional.
  • Coaching de carrera, centrado en el proceso de definición y ejecución de un plan de desarrollo profesional y laboral que brinde bienestar y satisfacción, comprendiendo a la persona en su real magnitud.

Espacios de aprendizaje

  •  Procesos de aprendizaje, a través de los cuales apoyamos a instituciones académicas en el diseño, desarrollo e implementación de programas  vinculados al trabajo con competencias blandas, y en especial en la temática del coaching y el desarrollo de otros.
  • Herramientas de coaching, bajo el formato de talleres, programas y materiales, facilitamos y promovemos en personas y organizaciones el uso de herramientas de coaching para el desarrollo de sí mismos y sus equipos.
  • Juegos de negocio y estrategia, con diseños a medida, trabajamos en el desarrollo de competencias específicas a través del descubrimiento, la cooperación y los diferentes tipos de pensamiento. Se trata de experiencias integrales que favorecen un aprendizaje de gran impacto.

Evaluaciones

  • Selección, desarrollamos herramientas que permitan a las organizaciones determinar con precisión y de una forma no convencional el grado de adecuación de un candidato a su puesto, jefe, equipo, cultura y condiciones generales de trabajo.
  • Potencial, generamos procesos que nos permiten aproximarnos con gran precisión al potencial real de las personas, vinculado a su desarrollo dentro de una determinada organización, a través de propuestas amigables en las que no perciben la tensión de la evaluación.
  • Necesidades de desarrollo, pensadas desde una visión sistémica de las personas al interior de las organizaciones, este levantamiento de necesidades se realiza en un entorno que favorece la satisfacción y el compromiso de los participantes con su crecimiento continuo.
Esta es nuestra propuesta. Por ahora.
Claro que si se te ocurre una nueva forma de hacer metacoaching… ¡Toda sugerencia es bienvenida!
Anuncios